Home. Arte y Espiritualidad  

Descubriendo la Espiritualidad de la Cruz:
Preguntas y respuestas

Carlos Díaz Rodríguez, Laico de la Familia de la Cruz.    

Presentación.


Hermanos y hermanas de la Familia de la Cruz:
Pongo en sus manos, un trabajo muy sencillo, breve y claro, sobre la espiritualidad que nos une; aquélla que nos anima a empezar cada nuevo día. Me he dado a la tarea de resumir, basándome en el “Diario Espiritual de una Madre de Familia” del P. Philipon y lo que he ido aprendiendo en espacios como el III Congreso Internacional de la Espiritualidad de la Cruz, ciertos elementos para introducir a quienes, desde su experiencia de fe, se han interesado por conocer el mensaje de Cristo Sacerdote y Víctima.
Aunque va dirigido, especialmente, a los jóvenes, adultos y laicos que ya tienen una noción sobre la vida espiritual, creo que cada quien sabrá cómo utilizarlo de la mejor manera. No me resta, sino animarlos y, desde ahí, seguir trabajando por la difusión de un gran tesoro que, aunque no es nuestro, estamos llamados a promover.


¡Jesús Salvador de los hombres, Sálvalos!
¡Con María todo, sin ella nada!



Tema 1: Introducción a la Espiritualidad de la Cruz.

    1.- ¿Cuándo surge dicha espiritualidad?

Con la llegada de Cristo, particularmente, a partir de su entrega en la Cruz. Con el paso del tiempo, han existido muchos hombres y mujeres, como es el caso de la Venerable Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida, que han trabajado por difundir, a todos los niveles de la sociedad, el Evangelio de la Cruz, en otras palabras, se han esforzado por dar un sentido de esperanza al sufrimiento humano.

    2.- ¿Quién fue Concepción Cabrera de Armida?

Una madre de familia y mística mexicana, nacida el 8 de diciembre de 1862, que inspiró en la Iglesia, la fundación de las cinco Obras de la Cruz, a partir de las cuales, promovió la espiritualidad que estamos conociendo. Es reconocida, entre otras cosas, por sus escritos, trabajos apostólicos y vida familiar, sin embargo, lo más importante fue su profunda experiencia de encuentro con Cristo Sacerdote y Víctima.

    3.- ¿En qué consiste la Espiritualidad de la Cruz?

Se trata de vivir, desde lo cotidiano, el seguimiento de Cristo Sacerdote y Víctima, a partir, del amor, la pureza y el sacrificio. En otras palabras, ser capaces de ofrecer a Dios, todo lo que vamos viviendo a lo largo del día a favor de los demás, especialmente, de todos y cada uno de los sacerdotes, sin olvidar tomar acciones concretas que, en medio del mundo, favorezcan la extensión del reinado del Espíritu Santo como, por ejemplo, impulsar algún apostolado entre los más necesitados.

    4.- ¿Cuál es el significado de los tres elementos fundamentales?

Amor: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado” (Jn. 15, 12.
Pureza: Vivir, a ejemplo de la Santísima Virgen María, no sólo la pureza de acción, sino también de intención.
Sacrificio: “Quien quiera venir en pos de mí, tome su Cruz y sígame” (Mt 16, 24).

    5.- ¿Cuál es el emblema de las Obras de la Cruz?

Dios, a través de los símbolos, nos ha querido dar a conocer sus enseñanzas, es por esto, que la Biblia, como Libro Sagrado, además de contener la revelación cristiana, se ve enriquecida por una gran variedad de símbolos. El emblema de quienes viven el espíritu de dichas obras, es la Cruz del Apostolado.
La Cruz del Apostolado, más allá de su riqueza simbólica, contiene un mensaje de vida, esto es, un camino que recorrer al lado de Cristo Sacerdote, con la ayuda del Espíritu Santo, y bajo la mirada del Padre. El origen de la Cruz del Apostolado, aunque se desconoce el día exacto, se remonta al año de 1894, cuando Concepción Cabrera de Armida, en el Templo de la Compañía de San Luis Potosí (México), tuvo la gracia de recibirla.

Tema 2: Concepción Cabrera de Armida1

    1.- ¿Cuándo y en dónde nació?

Concepción Cabrera de Armida, cariñosamente conocida como Conchita, nació el 8 de diciembre de 1862, en San Luis Potosí (México). Fue la séptima de doce hermanos, e hija de los Sres. Octaviano Cabrera y Clara Arias.

    2.- ¿Cómo fue su niñez y juventud?

Conchita, como cualquier otra niña de su edad, era muy juguetona y le encantaba recorrer los campos de las principales haciendas de su papá. Siendo muy joven, le gustaba tocar el piano, andar a caballo, y pasar tiempo con su novio Francisco Armida, con el cual, contrajo matrimonio, a los 22 años de edad.

    3.- ¿Qué la hizo pensar en Cristo y su causa?

Desde niña, sintió el llamado de Dios, no para hacerse religiosa, sino para seguir a Cristo desde otro camino. La muerte trágica de su hermano Manuel, el ambiente cristiano en el que vivió, la naturaleza que rodeaba las haciendas de sus papás, el milagro que experimentó al salvarse de la muerte cuando nació, etc. fueron elementos que la hicieron fundirse aún más con el Corazón del Crucificado.

    4.- ¿Por qué se dice que era una mística?

Por sus altos grados de oración, de hecho, como toda mística, llegó a recibir ciertas revelaciones privadas, las cuales, fueron aprobadas por sus directores espirituales. Más allá de los fenómenos místicos que le tocaron vivir, el elemento que debemos subrayar fue, sin duda, que se dejó llevar por el Espíritu Santo y, desde ahí, fue muy transparente y sincera con los demás, siendo fiel a Cristo, hasta su muerte acaecida el 3 de marzo de 1937.

    5.- ¿Cuáles son las cinco Obras de la Cruz?

Apostolado de la Cruz: Para todo bautizado que deseen vivir al estilo de Jesús Sacerdote.
Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús: Congregación femenina de vida contemplativa.
Fraternidad de Cristo Sacerdote: Para sacerdotes y obispos diocesanos que, desde las propuestas con las que cuenta la obra, quieran vincularse con el carisma sacerdotal.
Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús: Para todos los laicos que, desde su sacerdocio bautismal, quieran dar testimonio de Cristo en la sociedad. Misioneros del Espíritu Santo: Obra fundada, junto con el Venerable Siervo de Dios P. Félix de Jesús Rougier, la cual, se encuentra integrada por sacerdotes, hermanos y diáconos permanentes.

Tema 3: Identidad y misión.

    1.- ¿Quiénes pueden vivir la Espiritualidad de la Cruz?

Todo bautizado que, desde su experiencia de fe, y sin importar su origen o condición social, se sienta identificado con los elementos característicos de dicha espiritualidad. Todos los que quieran unirse tienen un lugar, pues nadie sobra en la causa del bien.

    2.- ¿Por qué orar por los sacerdotes?

Indudablemente, trabajar por la santificación de los sacerdotes, es uno de los puntos más importantes de la Espiritualidad de la Cruz. La razón de lo anterior, es que todos y cada uno de los sacerdotes, tienen en sus manos la responsabilidad de guiar a muchas personas, lo cual, exige entrega, visión, liderazgo y, sobre todo, vocación.

    3.- ¿En qué campos es aplicable la Espiritualidad de Cristo Sacerdote?

La Espiritualidad de la Cruz, es aplicable a muchos campos de acción como, por ejemplo, la pastoral educativa, juvenil-vocacional, de la salud, etc., sin embargo, puede abarcar otros espacios, tales como la evangelización en los medios de comunicación. Lo importante es que el trabajo que se esté haciendo, sirva para responder a las necesidades de nuestro tiempo y, desde ahí, descubrir el rostro de Cristo en los sacerdotes, los que sufren, la juventud, los matrimonios, la pastoral social, la evangelización en el ámbito cultural e intelectual, etc.

    4.- ¿Puede reducirse dicha espiritualidad a una simple ideología?

Por supuesto que no. La Espiritualidad de la Cruz, aunque contenga elementos históricos, teológicos y hasta filosóficos, que son muy interesantes e importantes, tiene que convertirse en un estilo de vida ya que, de otra manera, se perdería el sentido de su esencia.

    5.- ¿Cuál es el clamor característico de este estilo de vida?

Jesús Salvador de los hombres, ¡Sálvalos!, es el clamor que surgió del corazón enamorado de Concepción Cabrera de Armida y que, a su vez, tiene mucho que ver con la misión de quienes se han animado a vivir la Espiritualidad de la Cruz.
Una vez, mientras Conchita estaba dispuesta a escuchar lo que Dios quería de ella, percibió en su interior una frase que marcó su vida y clamor: “Tu misión es la de salvar almas”2. Dicha inspiración divina, de alguna manera, la motivó a pedirle a Dios por la salvación del mundo, es decir, de todos. La Espiritualidad de la Cruz, por lo tanto, no puede entenderse fuera de tan significativo clamor, pues nos muestra la importancia de extender, en el mundo de hoy, el reinado del Espíritu Santo, buscando la salvación de los demás, especialmente, dando testimonio de lo que decimos creer.

Tema 4: Familia de la Cruz y sus personajes principales.

    1.- ¿Qué es la Familia de la Cruz?

Es un conjunto de 18 instituciones que, aunque llevan a cabo misiones distintas, tienen en común la vivencia y difusión de la Espiritualidad de la Cruz. Está integrada por laicos, matrimonios, religiosos, religiosas, sacerdotes y Obispos, además de contar con grupos juveniles y estar presente en 4 continentes.

    2.- ¿Quiénes son sus personajes principales?

Si bien es cierto que Conchita Cabrera, fue el instrumento de Dios para suscitar las Obras de la Cruz, siendo la iniciadora de ésta gran familia espiritual, también es verdad que, con el paso del tiempo, han surgido otros hombres y mujeres que, siguiendo a Cristo Sacerdote y Víctima, han dado nuevos frutos de santidad, dejando su propia huella en la historia de la Familia de la Cruz.
Destacan personajes como, por ejemplo, Mons. Ramón Ibarra y González, P. Félix de Jesús Rougier, Mons. Luis María Martínez, P. Moisés Lira Serafín, P. Pablo Ma. Guzmán Figueroa, M. Ana María Gómez Campos, H. Alfonso Pérez Larios, M. Martha Christlieb, M. Dolores Echeverría; todos ellos en Proceso de Canonización.

    3.- ¿Quién fue el P. Félix de Jesús Rougier, M.Sp.S.?

Merece especial mención, el P. Félix Rougier Olanier, porque él fue quien impulsó la consolidación de las Obras de la Cruz, además de ser el maestro espiritual, de casi  todos los candidatos de la Familia de la Cruz a la Canonización.  El P. Félix tuvo muchas facetas: sacerdote francés, misionero, fundador, superior general, escritor, formador, promotor incansable de los laicos, etc.
Tras encontrarse providencialmente, el 4 de febrero de 1903, con la Sra. Concepción Cabrera de Armida, quedó herido “por el leño de la Cruz” y, desde entonces, trabajó por la fundación de los Misioneros del Espíritu Santo, para posteriormente ocuparse de dar vida a tres nuevas Congregaciones femeninas: Las Hijas del Espíritu Santo, las Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo y las Oblatas de Jesús Sacerdote.

    4.- ¿Qué instituto se encarga, con la ayuda de la Familia de la Cruz, de promover el estudio y difusión de dicha espiritualidad?

El Centro de Investigación y difusión de la Espiritualidad de la Cruz (CIDEC), el cual, se encuentra ubicado en la ex hacienda de Jesús María, municipio de Villa de Reyes, en el estado de San Luis Potosí (México).

    5.- ¿Cuál es la fiesta común de toda ésta familia religiosa?

La fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote,  la cual, se celebra anualmente, y sirve para recordar, y recalcar el sentido sacerdotal de la misión que Conchita y todos los demás continuadores vinieron a promover.

 


1 Se recomienda consultar la obra “Diario espiritual de una madre de familia” escrita por Fray Marie-Michel Philipon O.P.

2 CC: Autobiografía 1,51.